apim@apimadrid.net
|   Conectar

Blog

Entrevista a Miguel Cerro Rico

      IMG_8164 v4

Miguel Cerro Rico combina su carrera de ilustrador con las artes gráficas desde 2008. Su trabajo se mueve en torno a la publicidad, el diseño y la ilustración; además en 2013 comenzó su gran apuesta por la creación de un sello editorial propio (http://librosdeunextranoarbol.com/).

A lo largo de los últimos años ha conseguido ser seleccionado en varias de las muestras más importantes de ilustración (Catálogo iberoamericano de ilustración y en la Bienal de Bratislava de 2015).

Hoy le entrevistamos para felicitarle por ser ganador del premio kalandraka 2015.

¿De dónde nace tu inspiración? ¿Cuáles son los temas que más te inspiran?

Hola, en Primer lugar muchas gracias por la felicitación y la entrevista, estáis mejor informados que yo mismo!

Pues la inspiración está donde menos pensamos, hace tiempo que aprendí a ver y buscar en la cotidianidad. Es cierto que también tengo una biblioteca cada vez más grande, que intento estar a la última de lo que está saliendo tanto en ilustración como en diseño, o incluso de los clásicos. Pero está claro que en muchas ocasiones es más inspirador que estar en tu estudio rodeado de libros e internet, el salir de tu casa y ver en la primera papelera que te encuentras una bolsa medio fuera y mal puesta pero que con el color de la misma y el de la papelera, hace una combinación impresionante… si bueno, es un ejemplo vulgar, pero ocurre igual que con una majestuosa y preciosa puesta de sol.
1

Después de una amplia y versátil carrera has sido ganador de la última edición del premio Kalandraka con Y se hizo la luz ¿cómo ha sido el proceso para prepararse al concurso? ¿fue un proyecto que ya tenías en mente o realizado concretamente para este concurso?

He de reconocer que me hubiera gustado poder haberle dedicado más tiempo, pero me quedo con que lo que le dediqué fue fiel y solo para ello, fue un mes bastante intenso y al final sirvió y gustó. Tardé más porque habiendo decidido ya la historia, personajes y demás tenía sensaciones que me decían que no, que no era suficiente, di bastantes vueltas, hubo momentos que estaba bastante perdido y que pensé incluso en dejarlo y no agobiarme “total, no iba a ganarlo…” pensé.

Pero me vino a la cabeza el diseño de un zorro y me hice un pequeño boceto, y busqué una historia para él, di bastantes vueltas incluso con el proceso ya empezado de creación, me empeñé por narices en que tenía que salir un zorro, ese zorro, y al final hice la historia que hice, y luego resulta que el personaje gustó mucho al jurado y la editorial. Ahora me contradigo con la pregunta anterior pero no sé de dónde me vino esa inspiración para emperrarme en hacer el zorro y que luego fuera fundamental para ganar. Aparte, antes de esto, siempre hay un estudio previo para ver que cosas se han hecho antes, que cosas saca la editorial… pero en este caso tengo muchos libros en mi estantería de Kalandraka y creo que sé que cosas pueden funcionar.

Yo no creo que haya una formula para ganar algo así, hay muchas cosas que influyen, un personaje, el jurado… y sí, la suerte, eso es así.

Está claro que si te presentas es porque quieres ganar, pero sé de la dificultad y era consciente de que lo más probable ocurriera lo de siempre, por lo menos intenté hacer un trabajo que aunque no ganara, yo pudiera quedar satisfecho de haber llegado a un nivel y poder decir que lo había hecho lo mejor que sabía.

La verdad es que quedé contento, aún así, todo se puede mejorar.

0

¿Qué significa para ti obtener este premio?

Hombre, a la gente siempre le llama la atención el premio, económicamente con esto y algún proyecto más te salva el año, pero el Premio Internacional de Kalandraka es algo que estamos esperando todos, se presentan ilustradores y autores de todo el planeta y que alguien haya elegido mi trabajo es algo que no te crees hasta que pasa un tiempo.

En el tema laboral, ahora las editoriales te hacen caso e incluso son ellas las que se ponen en contacto contigo cuando antes mandaba emails con mi portfolio y muchas de ellas no contestaban aunque solo algunas sí… Ojo, muy agradecido por ser así, yo encantado de estar hasta arriba de proyectos y con muchas ganas, pero tienes que tener reconocimiento y que uno valore tu trabajo para que los demás lo tengan en cuenta.

Ganar un premio prestigioso te abre las puertas siempre y lo estoy notando, por supuesto espero que siga así por mucho tiempo. Luego aparte está el reconocimiento de los compañeros, bueno, de algunos, no todo el mundo se alegra (jeje) pero esos son pocos. Sí me quedo con la cantidad de mensajes y de peticiones de amistad en redes sociales, correos electrónicos y todo eso, sobre todo por quien venía, me alegró mucho que ilustradores e incluso autores que yo admiro y que para mí son referencia hoy a la hora de trabajar, dediquen un momento para mandarme un “enhorabuena Miguel ” y querer seguir mi trabajo, profesionales con los que nunca he hablado ni he visto jamas en persona, de los cuales tengo en mi estanterías libros y trabajos de ellos y eso para mí, pues te llena mucho y te hace sentir muy integrado en la profesión.

Luego aparte, hasta que no te dedicas de verdad a esto en exclusiva y vives de la ilustración, no te consideras de verdad ilustrador, y eso es un error, error que yo cometí, yo lo he pasado no muy bien por la situación en la que está la profesión y por encima de esto, la situación del país, la ilustración no es algo de vital necesidad como la alimentación o la sanidad, con lo cual, si no hay dinero para las cosas importantes es difícil trabajar en esto y totalmente prescindible. En 2012 y sobre todo en 2013 yo pensaba que no valía para esto, que me había equivocado de profesión, que ¿quién me iba a comprar un libro a mí?, no me llamaba nadie, no tenía encargos, empecé en 2008 y era como que no era ilustrador de verdad, me he movido muchísimo, he llamado a muchas puertas y ha sido muy duro… pero trabajando y estando ahí, intentándolo una y otra vez, al final, llega, y desde hace ya algo mas un año vivo solo de la ilustración, ahora con el 2015 tan bueno que estoy teniendo espero que la gente se siga acordando de mí y me sigan llamando.
Hay que luchar por duro que sea.

Un ilustrador es ilustrador a tiempo parcial, vendiendo 1 o 40, si de verdad le apasiona y ama lo que hace, es ilustrador, todo lo demás es simplemente reconocimiento, que está muy bien, pero lo importante en esto es otra cosa, por lo menos es como yo lo veo y estaré equivocado, no lo sé, pero sobre el tema de si ser bueno o no, teniendo reconocimiento o no, que le pregunte a Van Gogh.

El jurado destacaba tu trabajo de los personajes ¿de dónde provienen tus personajes?

Pues como había dicho antes, lo del zorro no sé cómo me vino y me emperré en que era lo que quería hacer, aunque lo que más me gusta hacer es humanos y darle cierto toque estrambótico en vestimenta, complementos y pelo por ejemplo, también es interesante medio humanizar animales, marcarles a cada uno una actitud, una personalidad, se pueden contar muchas cosas y el lector (en este caso, niños) pueden sentirse identificados con personajes que tienen más cercanos en los dibujos, los peluches o juguetes que a menudo son animales y entra dentro de un sistema establecido que funciona con los más pequeños. Luego aparte, también es importante dar esa visión subjetiva de los animales y formar al niño en el respeto y cuidado por ellos, los animales siente y padecen como cualquier ser humano, aunque no se quejen.

3

¿Por qué hacer un álbum sobre “el valor de la solidaridad, de aquel que siempre ayuda a los demás y sigue creyendo en el colectivo” (tal y como señala el jurado en la página oficial del sello Kalandraka)?

Vivimos en una sociedad cada vez más individual, con la llegada de los smartphone es curioso ver mesas de amigos tomando una copa o cenando y no hablan entre ellos, todos viendo gilipolleces en el móvil al mismo tiempo.

Hoy no sabemos quién es nuestro vecino, la gente no da los buenos días, todo el mundo va a lo suyo y “si para llegar ahí tengo que pisar a 20 personas pues se pisa”… hay muchas cosas que se están perdiendo y como en todo, la base está en los cimientos y formar a niños y niñas en valores creo que es muy importante, no podemos ser individuales en todo, siempre necesitaremos la ayuda de otro para la vida en general y es fundamental que haya una buena relación entre tu compañero de trabajo, de estudios, sentimental, etc. Aparte, el protagonista observa como hay tareas que otros animales van haciendo porque son o más grandes que el o más fuertes, y el busca otra tarea que solo él llega a hacer, ¿por qué cuento esto? porque creo que vivimos en una sociedad super competitiva, y en muchas ocasiones es causa de frustraciones y depresiones generalizadas, no todo el mundo puede llegar al número 1 en todo, hoy tienes que ser el más guapo, el que más liga, el que más fuerte esté, teléfono, ropa… En la vida, y en todo, siempre, va a haber alguien mejor que tú en lo que sea y no ser consciente de eso y aceptarlo puede ser un problema, hay que buscar tu camino aquello en lo que eres realmente feliz y eres bueno y puedas defender.

Sinceramente no me gustan los libros con moralejas super claras como se hacía en otras épocas, me gusta contar cosas pero dejándolo en un segundo plano, eso está ahí, si lo pillas cógelo.

0b

Has creado un sello editorial propio para sacar tus propios proyectos: Libros de un extraño árbol. ¿Cómo es la experiencia de autoeditar?

Pues tiene de todo: es muy satisfactorio ver tu trabajo publicado, algo que has escrito tú, ilustrado tú y creado desde cero tú, sin autores ni editores. Esto último no lo digo de una manera negativa, mi experiencia con autores y editores hasta ahora ha sido maravillosa, pero me refiero a esa satisfacción de que lo has hecho tú, sólo, arriesgándote y sin el respaldo de nadie. Luego que funcione y se venda es otra historia.

Satisface, pero también da miedo, porque aquí el que arriesga su dinero también eres tú y tu criterio es el que dictamina si es óptimo para vender o no. Eso es muy complicado ya que hay que ser crítico y tener mucho cuidado, no todo lo que hacemos es vendible por muy bien que nos parezca que esté, yo he sacado 2 libros, con el primero “me la jugué” porque la edición era con tapa dura, un buen tamaño y una inversión importante, pero he tenido la suerte de que está gustando, se está vendiendo sorprendentemente bien y además ha sido uno de los seleccionados para ir a la bienal de Bratislava de este año, pero hay que ser objetivo y tengo otros muchos proyectos que cuando los hice me encantaban y ahora los veo y no los editaría de ninguna manera, sería una ruina.

Hay que saber muy bien que sacar y confiar en el trabajo, hacerlo con pasión, pero siendo consciente de las limitaciones siendo críticos consigo mismo y tener paciencia, todos hemos pasado por esa sensación de querer publicar como y cuando sea, tener ese primer libro para poder empezar una carrera de ilustrador en el “maravilloso” mundo de los libros ilustrados.

2

¿Qué papel crees que juega la autoedición en el bienestar de la literatura actual?

Hay varios puntos de vista, algunos positivos y otros negativos. Se suele decir que cuanta más competencia, mejor es la calidad de los servicios o productos por la misma competencia, pero en este caso a veces no es así, estamos entrando en una especie de burbuja como la inmobiliaria, las editoriales editan muchísimo, por encima de sus posibilidades, las novedades duran muy poco en las estanterías, no dan abasto y se arruinan.

Cada día hay más problemas con las editoriales que no pagan a colaboradores porque pierden más de lo que ganan, entrando en una competencia absurda de sacar más títulos que el vecino. Claro, teniendo en cuenta estos problemas de pagos y demás, dirás: ¡pues me autoedito! y ¿acaso no estás colaborando en esa sobre saturación del mercado? sí. La pregunta es: ¿es tu trabajo bueno? puede que sí o puede que no, creo que hay de todo, como en todas partes, gente que se auto edita y saca maravillas y luego editoriales contrastadas con muchos premios que sacan aberraciones que luego, efectivamente, no se venden.

Yo particularmente, intento formarme como escritor, pero no tengo previsto escribir novelas, lo mío es la ilustración y poder confeccionar un texto con un mínimo de profesionalidad, que sea correcto y esté lo mejor posible, soy consciente de que esto puede ser una limitación para mí y por ello intento rodearme de gente que sí sabe de verdad, que me pueda aconsejar y guiar, pero eso sí, gente que te pueda decir a la cara “este trabajo no está bien, haz otra cosa”, no preguntéis a hermanos, primos, vecinos o colegas, a ellos le parecerá todo maravilloso y te comprarán el libro seguro, la idea es vendérselo a quién no te conoce y esté dispuesto a gastar su dinero en tu trabajo.
La autoedición de ejemplares sueltos de un autor/ilustrador, no creo que sea un problema para el sector ya sobre saturado, no son grandes tiradas y no se pretende competir con las grandes editoriales, los auto editores no sacan 15 libros al año, esto se intenta compensar con hacer un trabajo más pausado y más cuidado.

Si esto creciera como para poder dedicarme a ello de pleno y poder editar a otros autores o traer libros de fuera, no lo descarto pero no es lo que tengo pensado por ahora ni es para lo que diseñé este proyecto, esto es otra cosa, y puede que siga haciendo libros o puede que dentro de 2, cierre esto, lo bueno es que no le deberé nada a nadie, quizás a mí mismo. Es muy difícil vender libros que tu mismo has hecho de principio a fin mientras los ponen en una estantería entre libros de Kalandraka,  OQO, Barbara Fiore o Libros del Zorro Rojo.

Liniers decía en una entrevista “tener ideas es fácil, lo difícil es que sean buenas” ¿cómo funciona lo de ser crítico con tus propios proyectos?

No podría estar más de a cuerdo con Liniers, gran profesional por otra parte. Lo mío es un arma de doble filo, yo soy excesivamente crítico, lo que estoy haciendo hoy viernes el lunes ya no me gusta y sé que puedo hacerlo mejor, a veces hago trabajos que al cliente ya le vale y le gusta, pero intento que además me guste a mí, esto tiene lo bueno de que voy mejorando día a día y mi trabajo es diferente al de hace 3 meses, hay una evolución aunque parta de una misma base y no se pierda la personalidad que es lo que luego te define, pero tiene de malo que a menudo, no disfruto los trabajos porque en cuanto lo termino ya sé que lo puedo hacer mejor y quiero volver a hacerlo, como por ejemplo rehacer libros de más de un mes de trabajo, esto me ha ocurrido, sí.

Tu edición de libros se mezcla con el diseño de packaging, branding, publicidad…¿cómo se combinan dos profesiones que a veces pueden responder a objetivos tan distintos?

No es fácil pero hay que ser versátil, eso luego te sirve de experiencia incluso para un mismo sector profesional y poder hacer un libro ilustrado infantil y otro de terror para adulto.

Yo de todos modos siempre que puedo intento complementar y mezclar ambas disciplinas, aunque no siempre te dejan. A mí me encanta mi trabajo, pero con lo que más disfruto es con los libros ilustrados, ese proceso de creación desde cero, los bocetos, el ponerte a pintar y ver cómo va cogiendo vida… pero ahora mismo para vivir solo de los libros tienes que ser Rebeca Dautremec o Benjamin Lacombe, y yo soy Miguel Cerro, soy una oferta de lanzamiento, es lo que hay, por ello es necesario buscar siempre otras alternativas.
10b

¿Qué nos cuentas en Dejadez, inconformismo y otros retratos?

Es un proyecto muy concreto y arriesgado, pero es muy curioso, a la gente le hace gracia ver las imágenes, leer el texto y entenderlo porque tiene lógica! por muy absurdo que sea. Lo que intento es ilustrar de una manera surrealista y absurda pero como acabo de decir, de una forma lógica, distintas personalidades de gente que tenemos en nuestro alrededor o que en algún momento hemos visto. Aquí se puede ejemplificar una de las preguntas anteriores de la entrevista en la que me preguntas por la inspiración, y es que esos retratos son en su mayoría objetos cotidianos pero que si se miran desde otro punto de vista, nos cuentan una historia, eso y ver a gente peculiar muy inspiradora hace que te pongas a bocetar un par de ideas y luego te obligas a buscar otras para poder crear un proyecto como este.

Éste no es un libro al uso aunque tampoco he inventado nada nuevo, pero era algo que me apetecía mucho hacer y hoy por fin tiene vida en formato libro (muy baratito y muy bonito para quien esté interesado contactar jeje ;) ) y en láminas.

Háblanos de tu proceso a la hora de comenzar un proyecto ¿eres fiel a una técnica?

Sí y no. “Sí” porque actualmente tengo una técnica que es con la que estoy trabajando para casi todo, y “no” porque también he evolucionado en eso, cuando empecé en esto de la ilustración, todo el proceso de principio a fin era digital y poco a poco he ido haciendo cada vez más las cosas de una forma manual y teniendo cada vez menos protagonismo el propio ordenador. De todos modos hoy sigo investigando y buscando otros métodos para ilustrar, técnicas hay muchísimas y a mi me gusta coger de allí y allá y convertirlo a mi manera.

Y ahora qué…

Ahora gracias a lo del premio, estoy con bastantes proyectos por delante, pero paralelamente tengo un proyecto muy gordo que empecé con su estudio y su preparación en Abril de 2014 y ahí sigo, es un proyecto muy grande, muy importante y que me ilusiona, que editaré con mi editorial y que no se parecerá a nada de lo que haya hecho antes, espero que esto no sea un problema, el que al público le cueste reconocerlo y relacionarlo conmigo y que el trabajo en sí sea suficiente para convencerlo y que se venda bien. Efectivamente y sintiéndolo mucho, no puedo decir de que se trata, lo que si puedo desvelar es que es un libro ilustrado de adulto, un tanto complejo y viene de una obra muy conocida, es difícil pero me gustaría que saliera para finales de 2015 o a primeros de 2016, eso dependerá de los encargos reales y que hoy me dan para vivir.

Muchas gracias por vuestro tiempo, ¡abrazos para todos!.

http://miguelcerrocreacion.blogspot.com.es/

http://miguelcerrocreacion.com/

Dejar Comentario


siete − = 4